Como latinos viviendo en USA, se nos hace imperativo que nuestros hijos sepan hablar español. No solo porque es parte de su cultura y sus raíces sino porque, el futuro de los niños multiculturales y bilingües en el ámbito laboral es más amplio.

Sin embargo, llega una edad, donde el español (o el idioma de los padres) se va perdiendo ya que entre amigos hablan solo inglés. Así que este año decidí que, en vacaciones mis hijos irían a un sleep away camp solo en español, y de esta manera me aseguraría de que recibieran no solo una dosis de patria misma, sino un poco de mi cultura y mis raices.

En la Venezuela donde yo crecí, de pequeños nos quedamos en los campamentos locales para luego, de más grandes irnos a aprender otro idioma en otro país. Hoy como extranjera, las circunstancias de la vida y como venezolanos, lo hacemos al revés…los niños se quedan cerca de casa los primeros años y después los mandamos a Camp Guakinima a practicar el español, y a que vivan por unas semanas el recuerdo de la bella Venezuela en la que yo crecí.

Motivos para mandarlos a sleep away camp:

  • Aventuras: Los mejores recuerdos de mi infancia son los que viví en los campamentos, lejos de mis padres, pero siempre bajo la cercana supervisión de los guías. Me sentía libre, pero a la misma vez segura de intentar todas aquellas cosas que durante el año no me atrevía por miedo a fallar.
  • Sociabilidad: Que mejor lugar para establecer amistades que un campamento, donde tienes que pasarte x cantidad de semanas conviviendo con niños de tu misma edad en una pequeña cabaña, durmiendo, comiendo, aseándose y jugando juntos. Amistades que duraran toda la vida y recuerdos de seguro.
  • Autoestima: Una de las partes fundamentales del camp es el desarrollo de la autoestima, los guías los ayudan a solucionar problemas por sí mismos, que probablemente con padres alrededor no serían capaces de resolver, y esto hace que la percepción que tienen de sí mismos mejore positivamente.
  • Crecimiento: Nada como salir del hogar y de casa de tus papas para crecer automáticamente. El tener que lavar tu ropa, hacer tu cama, decidir tu comida, llegar a tiempo a tus actividades entre miles de cosas más, te hace crecer tanto emocional como físicamente y los ayuda a ser más independientes.
  • Contacto con la naturaleza: Cada vez más, los niños se pasan el ano encerrados en cuatro paredes y jugando video games, por lo menos durante unas semanas al año esta garantizado que jugaran al aire libre, se ensuciaran, sudaran, correrán, nadaran, y harán ejercicio al aire libre al estar en contacto con lo mas precioso que tenemos los seres humanos: la naturaleza.

Camp Guakinima en Espanol www.bilingualandlovingit.com  

¿Qué te parece, los apuntas el año que viene?