Cuando vivía en Venezuela nunca se me ocurrió plantearme el significado de la palabra “latino” como tal, si claro, sabía que eran las personas que provenían de Latinomérica, pero hasta allí. Sin embargo, desde que llegue a USA, ser latino para mi es mucho más que eso: es un orgullo, una forma de vida, una cultura, el legado de mis hijos, mi identidad, y pare de contar.

Por eso, cuando hace unos días mi hija me pregunto qué significaba ser “Latina”, tuve que hacer pause, rewind and play para estar segura que fuese capaz de explicarle todo lo que mi corazón quería dejarle entender.

Los cuatro puntos más importantes de ser latinos para mí, son:

  • Tener dos o más culturas. Vivir en estados unidos, pero traer en tu corazón tu país de origen y con ello todo lo que esto significa. La música, la comida, los modales, la alegría, las tristezas, los recuerdos y así muchas cosas que pasan en tu familia de generación en generación. Somos multiculturales, y a mucha honra.
  • Tener dos idiomas. Para muchos el español es nuestro primer idioma, y al venirnos a vivir a USA tuvimos que aprender inglés para comunicarnos y subsistir. Hoy en día con mis hijos, me doy cuenta de la suerte que tienen de saber dos idiomas sin ni siquiera tener que hacer un esfuerzo, es automático.
  • Ser resilientes. Hemos aprendido a empezar de nuevo, en otro país y con mucho menos de lo que teníamos en nuestros países y a veces lejos de nuestra familia… y con todo y eso sabemos salir adelante. ¡Somos más que luchadores, somos resilientes!
  • Somos multirraciales. Gracias a nuestros ancestros nosotros los latinos, podemos decir que somos una mezcla de razas donde la combinación, da como resultado una mezcla de pieles y colores espectaculares (especialmente en Venezuela, que lo diga Osmel) de la me siento orgullosa de pertenecer.

Mis hijos han heredado sus raíces latinas de nosotros sin ni siquiera saberlo, y lo que hoy les parece fastidioso y muchas veces vergonzoso el día de mañana es un punto a su favor. Así que hijos, los besos al saludar, la educación, el español, y la dosis extra de cultura, considérenlo como un favor que no necesita ser devuelto… (and no need  to say thank you either) porque así somos los latinos, generosos hasta para eso.

Besos

Noelle

También leer:

Sebastian un nino especial y Marisela, una madre que aprendió a ver mas alla de sus ojos.