Me devore la serie de Netflix13 Reason Why” En 3 días me había visto esta serie tan complicada de la vida y el suicido de una high schooler y todo lo que conlleva. Confieso que al principio pensé que a mi como madre de varón, en colegio público, y de paso mixto, me tendria que interesar más que a las demás madres… ya que sin duda es lo típico que solo pasa en Estados Unidos

Pero mientras la serie avanzaba, más me recordaba de mi colegio y sus historias de pasillo. Yo iba a un colegio religioso de niñas (para más colmo) donde se pensaría que el bullying era mínimo, o prácticamente inexistente. Pero no, la verdad es que las niñas podemos ser brutales y en demasía crueles cuando nos olemos la debilidad ajena.

Con esto, lo que quiero decir es que ver “13 Reason Why” me recordó una vez más que los años pasan, pero los ciclos se repiten. Cambian los participantes y avanza la tecnología, pero el daño causado sigue siendo irreversible.

Desde el punto de vista del Bully:

  • El bullying no discrimina en sexo: las niñas pueden ser tan o más crueles que los varones. Una palabra hiriente o la manipulación de una mujer, puede herir más que la de un hombre.
  • El ciberbullying: siempre ha existido el bullying, pero hoy en día el internet lo explota como la pólvora. En un segundo el mundo entero tiene acceso a una imagen errada (o no) que después, es muy difícil recuperar
  • Los extra-populares: está mal generalizar, pero por alguna razón la mayoría de estos muchachos que rayan en la popularidad parecieran siempre carecer de algún componente emocional y se empeñan en hacer sentir mal o hacerle daño a los que son distintos.
  • La presión social: que difícil para un teen es ser la voz de la razón, cuando el resto de lo que parece el mundo en ese momento (tu esfera social) hace lo contrario.

Desde el punto de vista de Hanna o la víctima, esto fue lo que observe:

  • El suicidio nunca es la solución: probablemente Hanna tendría algún tipo de mental illness que nuca fue diagnosticado. No es sano, caer siempre en el mismo tipo de situación sin buscar ayuda u/o conversar con alguien.
  • Nadie más que tú mismo eres responsable de tus actos: Entiendo perfectamente que algunos de los que recibieron los casetes deben ser castigados. Pero, la noción de que debes sentirte culpable por completo por el suicidio de tu amiga/o, no lo comparto
  • Todos necesitamos amigos: que importante es sentirte parte de un grupo, es importante para tu autoestima y para tu sobrevivencia emocional.

Desde mi punto de vista, como madre:

  • Hay que observar: Pasa en todos los colegios, le puede pasar a cualquier muchacho y en cualquier situación. Tu hijo puede ser la víctima o el bully, así que porque tapar el sol con un dedo…mejor ser como los papas de Clay, que como los pobres papas de Hanna
  • Mind over matter: De que nos sirve ser padres helicóptero y tanta academia, si nos hemos olvidado de enseñar valores, respeto, confianza en sí mismos, y sobre todo a ser amable con sus compañeros de colegio. Be kind es el mensaje, puede salvar una vida.
  • Hay que conversar: después de observar tenemos que conversar, yo a este punto muchas veces lo hago sola aunque mi hijo este a mi lado. Espero y aspiro que mis palabras y consejos no se los lleve el viento.

Se las recomiendo, si no para verla en familia porque tiene unas escenas un tanto fuertes para los chiquitos de la casa, por lo menos con sus teens o solos. Es un conversation starter y un buen recordatorio de lo que fue la juventud y por lo que pasan nuestros hijos.

Besos.

Noelle